El sueño de la razón. La sombra de Goya en el arte contemporáneo

Lugar de exposición
Individual / Colectiva
Colectiva
Descripción / Sinopsis

El siglo XVIII, también llamado el Siglo de las Luces, aquel en el que la Razón creyó triunfar sobre el oscurantismo de la religión, también fue el que erigió altares para adorar a la Diosa Razón, esa que, en palabras de Goya, también produce monstruos. Como buen hijo de la Ilustración que había creído en la inteligencia, en la fuerza de la luz sobre las sombras, en la razón y en el progreso, Goya traduce en obras como las Pinturas negras o los Desastres de la guerra su desilusión frente a esos ideales de igualdad, civilización y progreso. De ahí sus crudas escenas de la guerra y sus consecuencias, representada hasta entonces a mayor gloria del poder, que despertarán la conciencia de Occidente.

Con Goya también se introducen en el arte lo subjetivo, lo grotesco, la violencia, la deformidad, la locura, el sueño…, temas recurrentes en el arte moderno y contemporáneo. De ahí que André Malraux señalara que con él “comienza la pintura moderna” y que Valeriano Bozal lo considere “icono del arte moderno que proyectará su larga sombra en el arte posterior”. Indagar esa larga sombra de Goya en el arte contemporáneo es lo que nos proponemos hacer al hilo del 200º aniversario del comienzo de la realización de las llamadas “pinturas negras”, ya que el arte es hijo de su tiempo y el siglo XX ha sido testigo de la revolución soviética, de dos guerras mundiales, de la guerra de los Balcanes o de la guerra del Golfo -que han ocasionado millones de muertos en la sociedad civil- y sigue siéndolo de numerosas injusticias y desigualdades. Goya marcó el camino y muchos artistas contemporáneos lo han continuado.

Este año 2019 se cumplen 200 años desde que Francisco de Goya empezara a realizar en dos salas de la Quinta del Sordo, propiedad que compró próxima al río Manzanares, las Pinturas negras, que se pueden ver en el Museo del Prado.  Aprovechamos este acontecimiento para indagar en la gran influencia que la figura de Goya sigue ejerciendo en el arte de nuestro tiempo, centrándonos en el marco temporal que va desde los años sesenta del siglo XX hasta nuestros días. Los Desastres de la guerra, las Pinturas negras, los Caprichos, los Disparates, son abordados por los artistas unas veces de forma directa, otras velada. Es recurrente la atención al Perro semihundido y Saturno devorando a un hijo de las Pinturas negras. En algunos casos, los artistas han trabajado sobre estampas o pinturas concretas, en otros la influencia en el estilo es evidente, aunque no aludan directamente a ninguna de sus obras.